Hoy te vamos a explicar un nuevo caso real de nuestra serie de “utilidades, beneficios y soluciones de la fisioterapia y la osteopatía”. En esta ocasión, hemos dado solución a un genu varo de rodilla en una niña de 9 años que recurrió a AFIDAS como última esperanza.

Los padres de Irene llegaron a nuestro centro de osteopatía y fisioterapia en Móstoles desesperados porque desde los 6 añitos su hija se quejaba de un dolor constante en el gemelo. Tras visitar varios médicos y realizarle algunas pruebas de diagnóstico por imagen, le dijeron que la niña no tenía nada.

Al explorarle de pie, comprobamos que el gemelo derecho estaba más desarrollado que el izquierdo de una forma bastante desproporcionada y, observamos que tenía un genu varo de rodilla, también llamado recurvatum. Y es que la pisada en el salto de la muchacha le había ido descompensando la fuerza de una pierna sobre la otra.

Tras mirarle el tobillo, la cadera y la rodilla, corregimos algunas disfunciones para reducir una tibia anterior y así normalizar la pisada para ésta que fuera más simétrica.

Posteriormente, le realizamos algunos estiramientos y maniobras osteoarticulares, para terminar con un buen masaje descontracturante y de descarga para eliminar el problema, ante la sorpresa de la madre, en una única sesión.

 

Qué es el genu varo de rodilla y cómo se trata

El recurvatum o varo de rodilla es una patología que influye en la alineación de las rodillas, que se arquean hacia fuera reproduciendo una forma de “o”. Coloquialmente también se le conoce como rodilla de vaquero.

En el caso de Irene, su higiene postural al caminar había provocado una compresión de la zona interna de la rodilla que desencadenó en esta asimetría de gemelos.

Tras esta sesión de localización de la patología y su solución, hay que realizar un mantenimiento con ejercicios en casa para equilibrar el tono muscular de ambas piernas.

Ahora Irene acude eventualmente a nuestro centro de fisioterapia y osteopatía para revisar su progreso y valorar la simetría en la columna y la calidad de la pisada a nivel estático y dinámico. Para ello, debemos palparle cuando adelanta o atrasa un paso y comprobar que no hace compensación alguna.

Para terminar nuestra sesión fortalecemos todo este trabajo en su genu varo de rodilla con un buen masaje en la pierna y el  pie para que al tacto no esté muscularmente más cargado un gemelo que otro.

 

genu varo de rodilla

 

Recuperación efectiva  de un recurvatum con fisioterapia infantil

La evolución de Irene está siendo muy favorable. La aplicación de la fisioterapia infantil es muy eficaz para prevenir problemas cuando uno sea adulto.

Además, la niña está muy comprometida y su trabajo en casa es excelente. Con los ejercicios que le enseñamos se están equilibrando las piernas y, rara vez, salvo que haga un esfuerzo mayor de la cuenta, la muchacha se queja.

Según palabras textuales de Javier, su padre “desde los 6 años era diario el continuo lamento de mi hija diciendo que le dolía la pierna y aunque le llevamos a todos sitios, nadie nos dio una solución hasta que dimos con AFIDAS”.

Por todo ello recomendamos a todos los padres y madres que nos traigan a sus hijos para que puedan experimentar, desde nuestra experiencia en fisioterapia infantil, el beneficio de invertir una hora de tiempo en proteger al cuerpo.

 

¿Crees que puedes tener un caso de genu varo de rodilla?

Conoce los beneficios de la fisioterapia

 

PIDE CITA