Por encima de nuestras viejas creencias, la naturaleza prefiere la “C” de cooperar o compartir a la “C” de competir. Y los seres humanos, a veces, también. Sirva de ejemplo el apoyo de los compañeros de un herido en la guerra de Ucrania al que trajeron a nuestro centro de fisioterapia en Móstoles para recuperarle de su hemiparesia izquierda a causa de la explosión de una bomba.

Es admirable ser protagonistas y  espectadores de tanta solidaridad y afecto hacia Ruslam, que así se llama este militar ucraniano,  cuando sus compatriotas, muchos de ellos pacientes de AFIDAS, le acogieron aquí en Madrid. Además, le acompañaron y asistieron en todo momento para que pudiera ser atendido en nuestro centro, facilitando así nuestra labor de recuperación.

Pero conozcamos un poco mejor todos los detalles de esta historia.

Ruslam quedó gravemente herido hace un año y medio por la explosión de una bomba, en la que se vio afectado el lado derecho de su cabeza (resaltan a la vista las cicatrices en su cuero cabelludo), y se le paralizó además, todo el lado izquierdo, provocándole una hemiparesia o hemiplejia.

El que sobreviviera no es casualidad, ya que en este conflicto bélico que se vive en Ucrania no interesa disparar a matar. El objetivo es tirar a dar y dejarlos maltrechos para que sean una carga para su país, su familia o su entorno.

 

hemiparesia izquierda con fisioterapia neurológica

 

Cómo aplicamos la fisioterapia neurológica. El caso de Ruslam.

Ruslam vino expresamente a Madrid para recuperarse en los dos meses de rigor que le concedieron. Llegó en silla de ruedas, sin poder andar ni levantarse solo, y ya en el primer mes consiguió ir caminando sin asistencia, con sus propios recursos. También podía vestirse y quitarse su ropa de forma parcial, algo asistido. Y esto dice mucho de su afán de superación.

Parece ser que la magia es altamente contagiosa y nosotros nos sentimos muy orgullosos de ello. Además de todo el contexto que le rodea, que ya es un reto más para nosotros, hemos avanzando por encima de lo que los libros vaticinan.

Ruslam ya ha regresado a su país y hemos conseguido que se fuera lo más recuperado posible. Ha logrado la marcha con total autonomía, prescindiendo ya de la silla de ruedas. Sólo tiene que perfeccionar dicha marcha y hacerla más natural para evitar desequilibrios y descompensaciones que provoquen deformidades en la columna.

A nivel anímico también se ha ido muy por encima de como vino. Es muy importante que estas personas queden reforzadas emocionalmente, y tenemos la seguridad de que estará bien preparado para terminar de pulir al cien por cien su secuelas de hemiparesia izquierda con la que nos visitó al centro.

Respecto a su autonomía personal Ruslam ha logrado grandes avances siendo casi autónomo en sus actividades de la vida diaria. Le queda trabajo en el brazo izquierdo y la mano, pero le dará continuidad algún compañero fisioterapeuta de Ucrania. Desde AFIDAS estaremos en contacto de algún modo para tenga seguimiento y termine de manera óptima su tratamiento.

 

Otros casos de hemiparesia izquierda resueltos

El caso de este militar ucraniano está englobado dentro de los tratamientos neurológicos que aplicamos en nuestra fisioterapia integral, aunque son los menos porque es un apartado muy especializado, aquí tenemos un porcentaje de recuperación plena y total muy elevado.

Este no es el único caso reseñable de fisioterapia neurológica con hemiplejia que hemos tenido en nuestro centro.

Tenemos otra recuperación maestra con una paciente a la que los servicios médicos neurológicos que la atendieron la desahuciaron a una silla de ruedas por una hemiparesia izquierda aguda y severa. Tras recuperarse con nosotros terminó conduciendo y hasta recibió una oferta de la empresa donde trabajaba para reincorporarse a la misma.

Y tenemos otro caso reciente con esta terapia. Concretamente usando la fisioterapia neurológica infantil para conseguir que Makari ande por primera vez con tres años. Una parálisis cerebral al nacer le provocó espasticidad en brazos y piernas, pero el trabajo conjunto con otros profesionales médicos va a conseguir que este niño ucraniano camine.

Los tratamientos neurológicos son muy laboriosos y especializados porque dependen de muchos factores según el alcance de la lesión, pero en AFIDAS practicamos una experiencia consolidada en ellos y con mucho éxito.

Esto no quita que sean muy prolongados en el tiempo porque dependen de algo que se denomina recuperación espontánea a posteriori del trabajo realizado. En este mecanismo de recuperación espontánea hemos comprobado que con nosotros surge de forma más rápida y , además, que la neurología de los cuadros clínicos que atendemos bata el récord en el tiempo de dicha evolución positiva.

hemiparesia izquierda con fisioterapia neurológica

 

Tratando la hemiparesia desde la ceguera

Hay algún estudio que dice, y nosotros que hemos pasado por distintas circunstancias y procesos con estos tratamientos así lo corroboramos, que al estar paciente y terapeuta en una situación de desventaja por su contexto de normalidad social (él en su cuadro de hemiplejia y nosotros desde nuestra ceguera), hace que el estímulo de querer recuperarse sea mucho mayor.

¿Cómo y por qué pasa esto? Te preguntarás.

El paciente, al ver nuestro afán de superación al ejercer nuestra labor con él, se ve ampliamente sobre estimulado para salir adelante con mayor ahínco, más fuerza y por ende, mejor y mayor evolución del cuadro clínico que presenta.  De esta forma nuestros tratamientos son mucho más óptimos y eficaces.

La moraleja de todo esto es que “querer es poder”,  ¡y en AFIDAS sucede así!

Así que cambiemos la “C” de competir por otras “Cs” como las de cooperación, compartir, colaboración, comprender o coordinación, porque esto es lo que tratamos con eficacia y logramos en nuestro centro de osteopatía y fisioterapia de Móstoles.

Si te gustan estas historias de superación puedes leer más en nuestro blog.