¿Tienes poca talla de pie, los dedos en garra, pisada supinadora y callos o dolor detrás en los dedos? Estas son las principales características del pie arqueado o con mucho puente.

Esta alteración de los puntos de apoyo del pie, que produce cierta inestabilidad, afecta tanto a hombres como a mujeres, y sus causas pueden ser diversas.

Hoy te vamos a explicar el tratamiento con fisioterapia para pie cavo y algunos consejos para prevenir el arqueamiento excesivo de las plantas de tus pies.

Y es que, aunque muchas veces no le demos importancia a nuestros dedos y a la estructura que los conecta con el resto del cuerpo, los pies son la base biomecánica de nuestro organismo.

Ya sabes que todo nuestro cuerpo está conectado entre sí. Y si los pies muestran alguna disfuncionalidad, pueden alterar a otras zonas e incidir en ciertas lesiones. Ya no sólo en alteración de la pisada o esguinces, si no es problemas musculares incluso, por encima de las caderas.

Pero antes de contarte el tratamiento fisioterapéutico para pie cavo, vamos a ver qué es esta patología y sus principales causas y síntomas.

 

¿Qué el pie cavo?

El pie con mucho puente, arqueado o hueco, presenta un arco plantar más alto de lo normal. El pie cavo es totalmente lo contrario al pie plano.

Suele ser un pie corto, retraído por toda la musculatura que lo rodea.

Esta bóveda del pie con más altura puede venir acompañada de una desviación del eje hacia el interior, el exterior, o mantenerse neutra.

Y es que son varios los tipos de pie cavo que existen. Esta diferencia varía según la posición del talón y del antepié:

  • Pie cabo valgo o anterior: el eje del talón gira hacia dentro respecto al eje de la pierna, lo que obliga a pisar con la zona interior de la planta del pie.
  • Varo o posterior: el eje del talón se desvía para fuera y la pisada es hacia el exterior. El antepié queda en flexión y sí es muy clara esta posición de los dedos en garra, que comentábamos al inicio.
  • Neutro: el hueso el calcáneo no está tan desviado por lo que el eje del talón permanece alineado con el eje de la pierna.

 

que es el pie cavo

 

Causas del pie arqueado

Si nos conoces, ya sabrás que en AFIDAS no nos centramos sólo en el punto de dolor. Sino que buscamos siempre el origen de la patología para poder solucionar por completo la lesión.

Así, nuestro tratamiento con fisioterapia para pie cavo dependerá de las causas que lo generan y los síntomas que proyecta.

Aunque la presencia de este pie con mucho puente puede ser congénita (en ese caso afecta a los dos pies), lo más habitual es que esta deformidad se desarrolle con el tiempo.

De hecho, nacemos con los pies planos y estos se van desarrollando rápidamente por acción de los músculos que conforman la pierna y el pie.

Dicho esto, nos vamos a centrar más en las causas que afectan al sistema neuro-musculo-esquelético:

  • Tensión muscular de los músculos del pie y la pantorrilla que va dando forma a ese pie cavo.
  • Cuando los músculos pequeños como el peroneo largo, el peroneo corto y el extensor largo de los dedos son dominados por los músculos inversores más fuertes, lo que provocan un retropié invertido.
  • Cuando los músculos flexores de la espalda son dominados por los flexores de la planta del pie, ocasionando el incremente de esta flexión plantar de los huesos metatarsianos.
  • Lesiones vasculares
  • Lesión del nervio peroneo
  • Consolidación defectuosa del cuello del astrágalo o en el calcáneo
  • Fracturas tibiales

 

Síntomas del pie con mucho puente

Esta situación de dedos en garra, y contar con menos apoyo ya que solo el talón y el antepié soportan todo el peso del cuerpo, provocan los siguientes síntomas de pie cavo:

  • Dolor en la zona plantar y dorsal del pie
  • Microrroturas de las estructuras músculo-ligamentosas de la planta del pie
  • Inestabilidad al andar
  • Esguinces de tobillo
  • Incremento significativo de la tensión en la planta de pie, lo que genera las temidas fascitis plantares.
  • Sobrecarga o dolor lumbar provocada por esta tensión de la planta del pie, que recorre el tendón de aquiles, los gemelos, el sóleo y los isquiotibiales.
  • Además de este dolor de espalda baja, una mala pisada por intentar evitar las molestias en el pie, puede influir a las rodillas y a las caderas, causando a la postre una dismetría de caderas.
  • Las ya mencionadas callosidades tanto en el interior como el exterior del metatarso

 

fisioterapia para pie cavo

 

Cómo prevenir el pie cavo

Antes de adentrarnos en el tratamiento de fisioterapia para pie cavo, queremos facilitarte unas recomendaciones de prevención de esta patología.

En el caso de que las causas sean congénitas estos consejos de prevención te servirán solo para paliar las molestias, pero en el caso de que esta deformidad sea adquirida sí que pueden ayudarte:

  • Los ejercicios de movilidad en los músculos de los pies y de la pantorrilla
  • Estiramientos pautados por tu médico o terapeuta
  • Automasaje del pie con pelota y/o automasaje manual en la fascia plantar
  • Usar calzado cómodo que cuente con un soporte fuerte en la parte de la planta
  • Andar descalzo sobre superficies suaves como la arena de la playa o el césped del jardín o césped artificial
  • Otra solución puede ser el uso de plantillas

El último consejo de prevención para los pies con mucho puente es acudir a un especialista. A veces, a simple vista es fácil detectar esta anomalía, pero otras veces es necesario un diagnóstico más exhaustivo. Sobre todo para saber qué tipo de pie cavo se trata y el posterior plan de recuperación.

¡Sigue leyendo!

 

Tratamiento de fisioterapia para el pie cavo

 

tratamiento fisioterapia para pie cavo

 

Por todo lo que hemos hablado anteriormente sobre las causas y los síntomas de esta patología, antes de empezar con el tratamiento de fisioterapia para pie cavo, resulta clave un diagnóstico diferencial. No sólo para conocer el tipo de pie arqueado, sino para comprobar toda la biomecánica del cuerpo.

Así, habrá que observar bien cómo es la pisada, si es consecuencia de esta deformidad o viceversa y, también, esas posibles descompensaciones o dismetrías a nivel de cadera y pelvis.

Una vez realizada esta exploración exhaustiva en AFIDAS, tu centro de fisioterapia en Móstoles, podremos realizar los siguientes tratamientos fisioterapéuticos:

  • Manipulaciones articulares.
  • Masajes descontracturantes en los músculos más tensionados o acortados
  • Relajación miofascial
  • Ejercicios para fortalecer la musculatura de la zona

Ahora que ya sabes cuáles son las causas y síntomas de esta patología, ¿quieres probar nuestro tratamiento de fisioterapia para pie cavo?

LLÁMANOS