En AFIDAS los cambios son una oportunidad para seguir ampliando y creciendo y, por ende, nos refuerzan. Como la incorporación de José Miguel, que viene a sumar, y lo hace por partida doble, ya que viene acompañado de Zeke, su perro lazarillo.

A este perro guía labrador, que ha sido entrenado en la escuela de Rochester, en Estados Unidos, ya le hemos adoptado como mascota con todo el respeto. Y es que mientras su dueño está ejerciendo su profesión él se comporta de forma ejemplar.

Zeke sabe adaptarse al resto de fisioterapeutas ciegos del centro, facilitando el trasiego con mucha inteligencia y destreza sin que lleguemos a tropezarnos. Todo esllo gracias a su atención y agilidad en los movimientos y, también, a las enseñanzas de José Miguel.

Este fisio cordobés, formado en la Escuela de Fisioterapia de la ONCE, ni si quiera percibe la luz. Es ciego total de nacimiento, al igual que nuestro compañero Juan Montilla.

José Miguel nos aporta mucho valor en las técnicas miofasciales y en los estiramientos. También en propuestas de solución para migrañas y dolores de cabeza agudos, disfunciones articulares y bursitis en hombros, desactivación de puntos gatillo, tendinitis y esguinces.

 

Cómo es la labor de un perro lazarillo con una persona ciega

perro guia

 

Zeke lleva con nuestro nuevo compañero unos 8 años realizando labores de guía o perro lazarillo, y según confiesa José Miguel, tras todo este tiempo, no deja de sorprenderle: “Jamás pensé que los animales podrían enseñarme tanto”.

A continuación destacamos otras palabras que ha dedicado nuestro compi cordobés a su perro guía:

“Con él he logrado superar muchas barreras que por ser ciego uno tiene de herencia, como evitar obstáculos o moverse en centros comerciales de forma autónoma y libre, sin dificultad. Aunque cuando vamos superando barreras te das cuentas de que hay otras que se van sucediendo. Por tanto, es una gran ventaja por su compañía y amistad.

Sí, digo amistad, lealtad, fidelidad. Llámalo como quieras. El caso es que de él he aprendido algo realmente maravilloso y que me hace crecer día a día, y siento que las personas deberíamos tomar nota de ello: no me juzga. Todo lo que me propone, no me lo impone ni exige. Únicamente lo sugiere desde el juego”.

Y es que, como nos comenta en varias ocasiones Juan Montilla, gracias al noble comportamiento de Zeke, José Miguel “ha conseguido librarse de unas de lacras del ser humano: la estupidez”.

¿Qué aporta un perro guía a nuestro centro de fisioterapia?

perro para ciegos

 

La presencia de un perro lazarillo en nuestro centro de fisioterapia y osteopatía en Móstoles es del todo positiva. Está trabajando constantemente, controlando cada movimiento en su sitio, desde el que no se mueve. Aporta serenidad a la vez que transmite la gran nobleza de un animal que sabe cuál es su labor, y esto lo demuestra en cada momento.

Estos perros labradores en adopción son sumamente inteligentes y están preparados desde que nacen para guiar a personas ciegas. Son muy observadores y aprenden muy rápido. Seguro que ya domina alguna de las técnicas osteopáticas y de fisioterapia que aquí aplicamos ;).

Es un honor y un acierto tener la incorporación de José Miguel como fisio y a su compañero Zeke, como perro lazarillo. En pocos días se ha convertido en nuestro maestro y, por consiguiente, en nuestra mascota, adoptada por todo el equipo y el personal paciente que nos visita.

 

¿Quieres conocer a Zeke?

VEN A VISITARNOS