¿Sabes qué es y dónde se encuentra el músculo supraespinoso?

En AFIDAS volvemos a la carga con un nuevo artículo sobre lesiones de hombro, que se suman a una larga lista de escritos sobre esta articulación tan importante del cuerpo, y que te facilitaremos al final de este post.

Hoy nos vamos a centrar en la tendinitis del supraespinoso, una de las lesiones más frecuentes de las patologías tendinosas de hombro.
Aunque coloquialmente lo conocemos como tendinitis (inflamación del tendón), el nombre correcto para hablar de esta afección sería tendinopatía, ya que quienes realmente se inflaman son las estructuras que rodean a este tendón.

La tendinitis del supraespinoso está íntimamente ligada con el desgaste de la articulación, los movimientos repetidos de la misma y, también, con todo el entramado de estructuras que lo conforman.

Por ello, antes de conocer su tratamiento fisioterapéutico y las características más significativas en esta patología, es importante entender dónde se localiza este musculo.

 

Origen y función del músculo supraespinoso

 

tendon supraespinoso

 

El músculo supraespinoso se origina en la fosa supraespinosa de la escápula, y discurre a lo largo de ésta, pasando por debajo del hueso acromion, para insertase en el troquiter o tuberosidad mayor del humero.

Por tanto, se encuentra en la parte posterior superior del hombro y es profundo por debajo del trapecio superior.

Debido a su forma piramidal aprovecha la bolsa subdeltoidea para no rozar con el acromion al realizar el movimiento de elevar el hombro.

Así, su principal función es la de separar la articulación escápulohumeral en los primeros 90 grados. Es decir, alejar el brazo en el plano del cuerpo.

Mientras, otros músculos como el deltoides también se ven implicados en la elevación del hombro.

 

¿Cómo se produce la tendinitis del supraespinoso?

 

En las actividades cotidianas en las que se realiza la separación del brazo o la elevación del hombro, se está incidiendo principalmente sobre la estructura del hombro en la que nos enfocamos este artículo, el tendón del músculo supraespinoso.

Por tanto, es muy común que se produzca una inflamación como consecuencia de realizar en repetidas ocasiones este movimiento y producirse el pinzamiento entre la cabeza del húmero y el arco del acromion.

Mientras, el desgaste de esta estructura debido a las tareas laborales o las actividades rutinarias del día a día, donde realizamos una elevación del brazo o un trabajo con el brazo en separación, también puede ocasionar depósitos de calcio.

Y es que estos sedimentos se aportan como cristales de hidroxiapatita y pueden terminar generando síntomas dolorosos y endurecer la estructura tendinosa.

El calcio es absorbido por nuestro cuerpo a través de los alimentos o de procesos metabólicos como el de la vitamina D. En su mayor parte los huesos y dientes son los objetivos de este aporte.

La parte restante pasa a la sangre y puede depositarse en otra estructura que presente cierto desequilibrio químico como consecuencia de un proceso inflamatorio en una enfermedad.

Estas alteraciones aparecen como consecuencia de microtraumatismos o de posturas forzadas que en la actividad laboral se implementan durante un largo periodo de tiempo y sobrecargan la estructura capsulo ligamentosa.

La tendinopatía o tendinitis del supraespinoso  también puede producirse como consecuencia del envejecimiento normal del cuerpo. La causa es que estos depósitos de calcio alteran el normal funcionamiento del  tendón.

 

tendinopatia del supraespinoso

 

Principales síntomas de este tipo de tendinitis

 

Uno de los signos más significativos en esta alteración del supraespinoso es la aparición de dolor en los movimientos de elevación del hombro, que suele seguir el siguiente proceso:

  • Inicialmente se localiza molestia en la región anteromedial del hombro y, progresivamente, se genera la inflamación tendinosa, aumentando así la sintomatología.
  • Este dolor frecuentemente genera tensión muscular que irradia hacia el cuello y también puede descender por el brazo hasta el codo o la mano.
  • También puede generar la limitación funcional en todas las actividades que involucren la elevación del brazo y una reducción de la fuerza que necesitemos realizar.
  • Otro problema que suele aparecer es en las posiciones del brazo a la hora de permanecer tumbado en la cama, lo que condiciona bastante la postura para dormir en la que no presentemos dolor.

 

Tratamiento indicado para la tendinopatía del supraespinoso

 

En los casos de tendinopatía o tendinitis del supraespinoso, siempre teniendo en cuenta la fisiopatología de esta lesión, una radiografía y una ecografía pueden ser las pruebas diagnósticas más indicadas para ver la evidencia de esta lesión. Siempre diagnosticada por el médico de cabecera o el traumatólogo.

Con la radiografía podremos ver la posible formación de calcificaciones o partes duras y con la ecografía se evidenciará la inflamación en las partes blandas.

El tratamiento inicial recomendado es el reposo relativo y limitar todas las actividades cotidianas que implican elevación del hombro.

Posteriormente, sería el turno de tu fisioterapeuta de confianza.

 

musculo supraespinoso

 

Solución con fisioterapia para la lesión del supraespinoso

Siguiendo los protocolos de la primera visita a AFIDAS, inicialmente elaboramos la historia clínica del paciente donde se plasman los síntomas, movimientos y zonas de dolor más características en el cuadro clínico que nos presenta.

A continuación, evaluamos la postura del hombro y de la columna vertebral, así como la movilidad de toda la articulación.

En cuanto a la movilidad, existen dos pruebas que los fisioterapeutas realizamos y que funcionan muy bien:

  1. Llevar la mano del hombro lesionado a la nuca y a la parte baja de la espalda. Así estaremos evaluando la rotación interna y externa del brazo en dos movimientos en los que el músculo supraespinoso está especialmente implicado.
  2. Movilización articular, con la que se mejora y se consigue aumentar el rango de movilidad de la articulación.

Además de estas técnicas, desde AFIDAS  te recomendaremos algunos ejercicios, que tutorizados por nosotros, aumentarán la demanda del tendón del supraespinoso según progrese la lesión.

¿Quieres solucionar tu tendinitis en el supraespinoso?

LLÁMANOS

 

 

¿Te gustaría profundizar más en la articulación del hombro?
Conoce algunos otros casos tratados en nuestro centro y superados con éxito: