¿Conoces ya nuestras promociones?

Bonos descuento – Bonos de empresa – Tarjetas regalo

Osteopatía y fisioterapia en Móstoles

 

Bienvenido a la web de AFIDAS, tu centro de fisioterapia en Móstoles. Utilizamos las técnicas propuestas desde la Escuela de Fisioterapia de los ciegos de la ONCE y su Fundación. Nuestras manos ven lo que no ven los ojos.

Nuestros Servicios

FISIOTERAPIA INTEGRAL

Evaluación global, evaluación específica en la zona de dolor, búsqueda de origen de dolor, corrección de disfunciones, estiramientos, movilizaciones, masaje, técnicas de relajación…

OSTEOPATÍA VISCERAL Y FASCIOTERAPIA

Restablecimiento de todas las disfunciones de tu cuerpo mediante diferentes técnicas manuales de osteopatía visceral, osteopatía estructural y osteopatía craneal.

REIKI Y CRANEOSACRAL

Terapias que tratan a la persona de una manera integral equilibrando la energía, fomentando el bienestar y favoreciendo la liberación del estrés y de las tensiones acumuladas.

Nuestra Opinión

Nuestras manos son la mejor diferenciación y por ello muchas personas después de probarnos nos recomiendan. Detrás de ellas hay una actitud transparente y de empuje hacia la resolución más rápida y eficaz del motivo de tu visita a nuestro centro de fisioterapia en Móstoles. Juan

Afidas

Nos preocupa y ocupa que tú conozcas los mecanismos de producción de tu problema.
De esta forma cobrará más importancia la prevención de lesiones que la curación de las mismas. Juan

Afidas

Lo que opinan los clientes de nuestro centro de fisioterapia en Móstoles:

default image

Pedro 26 julio, 2018

MANOS QUE VEN

Terminada la temporada deportiva.. a uno le toca hacer recuento, y.... madre mía, vaya año.
Media Maratón de Santa Pola con mejor marca personal.
Marató de Barcelona
134 kms. de la Puertos de Ribagorza.
Y para rematar el Medio Ironman de As Pontes.
Detrás de todo esto hay mucho entrenamiento, pero también saber que cuando se produce una lesión vas a estar en las mejores manos y si no son las mejores , son en las que creo, no hay contractura que se le resista a Juan y a su equipo, y si tu pones de tu parte.. es decir si sabes antes de entrar por la puerta de Afidas que te van a curar ya llevas la mitad del trabajo hecho.
Os voy a poner un ejemplo: 5 días antes de puertos de Ribagorza me torcí el tobillo derecho..vale que es una prueba en bici..pero no podía meter el pie en la zapatilla.
Y 2 semanas después tenía el Medio Ironman... en fin , me vine abajo.. me sente en un banco donde estaba entrenando y pensé.. sólo queda Juan.
Y las manos que ven de Juan .. que ven no sólo tu lesión si no tu interior me van a sanar.
Y así fue..me presente un martes en la consulta y el sábado estaba subiendo puertos en bici... acabe la carrera con algunas molestias pero la acabé.
Cuando tienes confianza ciega en Juan... Juan te cura.
Gracias Juan por tus manos que ven y tu alma que sana

default image

Mónica 21 septiembre, 2016

Pese a trabajar en el ámbito escénico y estar bastante en contacto con mi cuerpo y mente, tengo ciertas reticencias a ponerme en manos de cualquier que me promete una "experiencia distinta". No es este el caso de Juan. Le conozco hace varios años y nunca me prometió nada. Ni se "vendió" . Ni siquiera me sugirió. Fui yo misma quien, al cabo del tiempo, me permití lanzarme y probar. Sin barreras. Tan solo permitir que sucediera. Y creo que esa es la clave. Luego Juan se ocupa de todo lo demás. De dialogar contigo y con tu cuerpo. Luego es la mente la que se rinde. No sirve de nada que te lo cuenten. Hay que vivenciarlo. Y una vez lo pruebas, simplemente deseas que vuelva a suceder. Que todo se pare y durante apenas hora y media, simplemente ERES y ESTÁS. En tiempo presente. Infinitas gracias, Juan.

default image

Elena de la Fuente González 30 mayo, 2016

A principios de año me curaron el dolor que tenía en una rodilla, que me empezaba a impedir hacer vida normal, y me dieron muy buenos consejos para que no se repitiese el problema. La atención es muy buena; se preocuparon de verdad por curarme y que saliese de su consulta con la rodilla perfecta; y lo lograron. Desde entonces no he tenido molestias, siempre siguiendo sus consejos. En cuanto me duela algún músculo o articulación ya sé dónde pedir ayuda.

Ver más Testimonios >

El blog de AFIDAS